Cómo vestir para ir a trabajar. Parte I

Para muchas de nosotras, la forma de vestirnos para trabajar es un problema. Nuestro presupuesto no es suficiente para tener un guardarropa amplio,  que contemple todas las ocasiones y tampoco podemos salir con amigas vestidas de modo formal.

Pero es indudable que a la hora de presentarnos a una entrevista de trabajo o de ir a la oficina todos los días, el atuendo debe ser presentable, correcto y formal, del mismo modo que debemos prestar atención a nuestro peinado y maquillaje.

Por supuesto, hay lugares de trabajo a los que no podemos concurrir con falda, chaqueta y tacones altos y otros en los que no podemos presentarnos con zapatillas y los tradicionales pantalones vaqueros.

Pero, para la mayoría de trabajos lo mejor es desechar de nuestro guardarropa de trabajo todo lo que sea sexi, apretado o demasiado juvenil para no provocar equívocos, aunque la tarea no requiera de un atuendo formal explícitamente.

Sin lugar a dudas, la imagen personal en el ámbito laboral lo es todo. Ningún patrón o jefe pretenderá que su empleado o empleada se presente a su trabajo, con un aspecto vulgar. Por ello, mantener una vestimenta en condiciones, dentro de la gama de la ropa clásica es la mejor opción.

Escrito por | 18 de enero de 2012 | 1 comentario
Categorias: General y Moda invierno 2011 | Etiquetas: ,

Comentarios

  1. Evelyn Romero - 22 de junio de 2012 | 12:07

    hola amiga…soy una madre activa tanto en el hogar como en mi trabaj…en mi caso es que soy docente y me mantengo de un lugar a otro, sube y baja escaleras, tambien como orientadora doy charlas a los adolecentes…que tipo de ropa debo llevar sin verme tan deportiva pero tampoco tan elegante. gracias

Deja una respuesta