Cómo vestir para ir a trabajar. Parte II

Como veníamos desarrollando previamente, el trabajo es un ámbito donde estar vestida correctamente, es indispensable. Por ello, veamos algunos detalles a tener presente, al momento de acondicionar nuestro armario a tales efectos, sin gastar demasiado dinero.

Aunque nuestro trabajo sea poco remunerativo o calificado siempre, lo mejor, es presentarse adecuadamente, ropa en muy buen estado aunque no sea la última tendencia impuesta por las grandes marcas.

No podemos ir a trabajar con ropa deslucida o sucia. Si trabajamos en un ambiente formal optemos por equiparnos con faldas negras, grises o azul marino, en un largo hasta la rodilla. Estas faldas están siempre a la moda y son fáciles de mantener en buen estado, igualmente para los pantalones de mezclilla de un corte simplemente recto, nunca pasan de moda, estas prendas deben ser una inversión y debemos adquirirlas de una calidad muy buena para que nos duren mucho tiempo.

Para acompañar podemos lucir algo realmente a la moda como jerseys o camisas y renovarlo cada temporada comprando en las grandes tiendas o en liquidaciones a precios módicos que nos permiten desecharlos sin remordimientos.

Desde ya, los colores básicos y clásicos son la idea más atinada, ya que jamás pasan de moda.

Escrito por | 19 de enero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General y Moda invierno 2011 | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta