Desfile de Gucci en la Milan Fashion Week

Sin duda, si podemos destacar algo del desfile de Gucci en la recién estrena Milán Fashion Week, es la caída de todas sus prendas. Los pantalones son anchos y acampados en algunos casos, las camisas son largas y de manga ancha, y las faldas tampoco se ajustan al cuerpo sino que mantienen líneas rectas.

Todo en el desfile evocaba volatilidad, sensaciones etéreas… El punto más llamativo venía de la mano del color. No destacaba ninguno sobre otro, dándose la misma importancia al rosa, el amarillo, el azul, el negro, el verde y el blanco. También había algún modelo estampado para variar un poco de la tendencia monocromática, tanto en las prendas en sí como en los conjuntos presentados por Gucci.

La inspiración para esta colección de primavera-verano 2013, le llegó a la directora creativa de “Richard Avedon y las históricas imágenes de Gian Paolo Barbieri”, tal como informa Vogue.

“Son retratos de mujeres aristocráticas que evocan un gran encanto y una estética limpia, precisa y definida”, ha explicado Frida Giannini sobre esta inspiración y la imagen que, por tanto, ellos han buscado transmitir con sus diseños.

Los volantes y adornos destacan más que nunca en estas prendas lisas y sueltas, llamando poderosamente la atención sobre los puntos que se intentan destacar.

Fotos Vogue

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta