Prada y sus geishas modernas

Esa es la sensación que daban las modelos que han desfilado mostrando la última propuesta de Prada, la de la próxima temporada de primavera-verano. Al principio del desfile, todo era opresión y oscuridad, y hacia la mitad, varios estampados abrieron paso al blanco impoluto.

El toque japonés estaba en muchas de las piezas, aunque con la reinterpretación propia de la marca.

El calzado ayudaba también a este pequeño homenaje nipón de Miuccia Prada. Los estampados son contundentes, y con un claro predominio de las flores.

Pese a seguir una cierta estética sobria, con modelos cerrados al cuello que no muestran ningún tipo de descaro, el conjunto final es de todo menos clásico.

Los abrigos, cerrados en el cuello todos los que se mostraron, son atrevidos. No faltan en casi ningún estampado las flores de cerezo, el dibujo estrella de la colección.

Este tipo de blusones acabados en picos son de las prendas que más nos han llamado la atención de este desfile. Como veis, todas las modelos lucieron calcetines, en algunos casos con sandalias altas y en otros con un lacito anudado.

Mención especial merecen también este tipo de vestidos y blusas, estructurados en varias capas asimétricas a diferentes alturas.

Fotos Vogue

Comentarios

  1. Campaña primavera-verano 2013 de Prada | Zapatos Moda - 31 de enero de 2013 | 23:05

    [...] no ha fallado a lo que se esperaba de ella. La colección de moda, de la que ya os hablamos en mujermoda.net, refleja una especial atracción por el mundo de las geishas, que queda clara con el corte de los [...]

Deja una respuesta